Banco Nacional de Microorganismos

El Banco Nacional de Microorganismos (BNM) fue creado por iniciativa del Dr. Augusto F. García y financiado en sus comienzos por la SECYT y el CABBIO. Actualmente, es parte integrante del INBA, y se ha consolidado como una colección bacteriana dedicada a la preservación y suministro de cepas para diversos fines (investigación, docencia, aplicaciones biotecnológicas, etc.). Cuenta con una amplia colección de cepas nativas de rizobios, bacterias fotosintéticas, fitopatógenas, y otras aisladas del suelo, resultantes de distintos proyectos de investigación de importancia agronómica y ambiental. Además, mantiene cepas de referencia provenientes de colecciones de cultivo de renombre internacional. El Banco Nacional de Microorganismos está registrado en el World Data Centre for Microorganisms (WDCM).

Uno de los servicios ofrecidos por el BNM es la distribución de cepas bacterianas de identidad acreditada, a instituciones públicas y privadas que cuenten con infraestructura y personal capacitado para el manejo de microorganismos. Asimismo, intenta aumentar continuamente su colección, fomentando el depósito abierto de bacterias similares a las mantenidas en la colección (grupos de riesgo 1 y 2).

La finalidad del INBA en esta área es consolidar una colección microbiana de referencia nacional e internacional, en la cual se incremente paulatinamente el número de cepas nativas de géneros de interés agronómico. Estas cepas serán conservadas en condiciones viables, siempre garantizando sus identidades, para que puedan ser utilizados en trabajos de investigación o de aplicación tecnológica.